«LA TRÁGICA MUERTE DE UN IDOLO, PEDRO INFANTE»

En el patio de una casa, así fue el fatídico avionazo de Pedro Infante en 1957

Fue el 15 de abril de 1957 cuando el cine mexicano perdió a uno de sus máximos ídolos: Pedro Infante.

El actor, que también era piloto, realizaría un vuelo de Mérida a la Ciudad de México, pero su aeronave -que transportaba un cargamento de pescado- se estrelló poco después del despegue en el patio de una casa, donde una mujer y su hijo hacían labores del hogar.

Infante, cuya licencia de piloto recién había sido renovada a inicios de ese mes, quedó calcinado junto con los otros dos miembros de la tripulación.

Durante su velorio en su casa en Mérida, tumultos de seguidores buscaban ingresar para darle el último adiós, pese a la advertencia de que su cuerpo era irreconocible.

16 de abril de 1957

El aparato acababa de despegar del aeropuerto de Mérida para dirigirse a esta Capital. Probable causa del accidente.

MÉRIDA, Yuc., 15 de abril de 1957.- Pedro Infante, el tan conocido artista de cine falleció hoy trágicamente al desplomarse el avión que tripulaba, a las ocho de la mañana.

La máquina, con matrícula XA-KUN, pertenecía a la empresa “Transportes de Aéreos Mexicanos”, S.A. línea fundada y regenteada por el propio Pedro Infante.

Era un carguero que conducía a la ciudad de México una fuerte remesa de pescado del Golfo, y llevaba como tripulación, además de Infante en calidad de copiloto, a Víctor Manuel Vidal Lorca, piloto, y a Marciano Bautista, mecánico de aviación.

Todos ellos perecieron instantáneamente al abatirse el transporte de la “Tamsa”, que efectuaba un vuelo rutinario, dentro del patio de una casa en donde una mujer aún no identificada y acompañada de un niño lavaba una fuerte cantidad de ropa. Ambos murieron.

Bajo el impacto se incendió la gasolina de los tanques, carbonizando de horrenda manera a las víctimas de esta nueva catástrofe aérea.

Los restos de Pedro Infante y de Víctor Manuel Vidal se encuentran depositados en la funeraria “Pérez Rodríguez”, sin que hasta los momentos de depositar el presente mensaje, alguna persona se haya presentado con fines de identificación legal.

Avión donde viajaba Pedro Infante. Foto: Hemeroteca, El Universal

Lee también: «Tucita», la niña de las trencitas que actuó con Pedro Infante

EL CORRESPONSAL

El informe oficial

Los detalles del accidente en que pereció el actor cinematográfico. Pedro Infante, fueron dados a conocer ayer por la Dirección de Aeronáutica Civil de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas.

El desastre, en el que perdieron la vida dos personas además de Infante, ocurrió a las 7.45 horas, al despegar en la pista número diez, que tiene dirección al Poniente-Oriente, del Aeropuerto Internacional de Mérida, el avión Consolidated Vultee, B.24J, con matrícula XA-KUN, que las hoy víctimas tripulaban.

De acuerdo con los datos que obran en los registros de aquel aeropuerto, ese avión, perteneciente a la Compañía Transportes Aéreos Mexicanos, S.A., efectuaba su vuelo 904, con el carácter de extraordinario, directo desde Mérida, Yucatán, a la Ciudad de México.

Lo tripulaban el capitán de la aeronave, piloto aviador Victor Manuel Vidal Lorca, y como primer oficial o copiloto, el piloto aviador, Pedro Infante Cruz. Como mecánico a bordo, actuaba el señor Marciano Bautista E.

El avión de Transportes Aéreos Mexicanos sufrió un accidente poco después de haber despegado, cayendo a tierra a una distancia relativamente corta de la cabecera de la pista, en un lugar que está situado en el cruce de las calles 58 y 95 de la ciudad de Mérida. Es una zona que todavía no está densamente poblada.

Al caer, el avión quedó totalmente destruído. Los tanques de combustible estallaron y el fuego se extendió rápidamente. Todos los tripulantes perecieron y la carga que la aeronave transportaba quedó completamente destruída.

El accidente se produjo a la vista de los empleados y funcionarios del aeropuerto de Mérida, y tan pronto como se advirtió que había ocurrido salieron varias docenas de personas para tratar de dar auxilio a las víctimas.

El inspector de la Dirección de Aeronáutica Civil, Luis Soto Ruiz, inició desde luego la recolección de los informes necesarios para determinar qué factor o qué factores puedan explicar la producción de este lamentable accidente.

El actor cinematográfico y cantante, trabajaba en los aviones de la compañía mencionada, desde hace poco más de dos años. Cuando sus actividades artísticas se lo exigían, solicitaba permiso a la empresa Transportes Aéreos Mexicanos S.A., y le era concedido por todo el tiempo necesario. Al terminar cada una de estas licencias, Infante reanudaba sus actividades como piloto.

En los archivos de la Dirección de Aeronáutica, se indicó que el piloto aviador Víctor Manuel Vidal Lorca era titular de la licencia de Transportes Públicos número 102. Esa licencia tenía vigencia hasta el 12 de julio de 1957. En el día 4 de enero de 1956, se le habían computado ya 11,389 horas de vuelo.

El piloto aviador Pedro Infante Cruz, era titular de la licencia de Transportes Públicos número 447. La había renovado el día 2 de este mes de abril, y en esa fecha se le computaban 2,989 horas de vuelo. Su licencia debería estar en vigor hasta el 10 de octubre de 1957.

El señor Marciano Bautista Escárcega era titular de la licencia de Mecánico “A”, en motores de aviación, número 2,874, la cual tenía vigencia hasta el 14 de noviembre del presente año.

El avión de Transportes Aéreos Mexicanos, S.A., marca Consolidated Vultee, B24J, con matrícula XA-KUN, había sido objeto de una revisión completa por los inspectores de la Dirección de Aeronáutica Civil el 10 de febrero de este año. Su tarjeta de aeronavegabilidad, expedida en esa fecha, tenía vigencia hasta el 10 de agosto de 1957.

Mientras la SCOP investiga las causas que puedan haber originado el accidente, los técnicos en la materia han externado la opinión de que éste se haya debido a la falla de uno o más motores. Explican que el Consolidated Vultee B-24-J es un avión excesivamente pesado, tetramotor, cuya operación de que éste se haya debido a la falla de uno o más motores. Explican que el Consolidated Vultee B-24-J es un avión excesivamente pesado, tetramotor, cuya operación más difícil es la de despegar. Si uno de los motores falla durante ella, el aparato entre inmediatamente en barrena y esto es lo que puede haber ocurrido, según los técnicos, en el caso que se reseña. El avión llevaba a bordo una carga de pescado.

Personas de un pueblo esperaban los restos de Pedro Infante. Foto: Archivo fotográfico El Universal

Vienen dos hermanas que radican en Mazatlán

MAZATLÁN, Sin., 15 de abril de 1957.- Consuelo y Refugio, hermanas de Pedro Infante, salieron hacia la Capital de la República, al tener conocimiento del trágico accidente en el que pereció su hermano.

A las diez horas, les fué dada la noticia. Quedaron demudadas y rompieron a llorar.

Instantes después, hacían los preparativos del viaje.

En toda la población se sintió profundamente la muerte del artista.

Llegada de los restos hoy a las 11

Será velado en el local del Sindicato de Actores; no se expondrá al público por haber quedado totalmente desfigurado

Hasta hoy a las 7 horas saldrán los restos del desaparecido actor Pedro Infante, los que deberán estar en esta Metrópoli entre las 10.45 y las 11 horas.

La tripulación que acompaña los restos está formada por el capitán piloto aviador, licenciado Alberto Solís, quien trae como copiloto al C.P.A. señor Gerardo de la Torre. Vienen acompañados por Ángel Infante, hermano del actor desaparecido.

Estos datos nos fueron proporcionados en las oficinas de la T.A.M.S.A. en México, por medio de una comunicación radiofónica solicitada desde Mérida por el licenciado Rodolfo Landa, Secretario General de la A.N.D.A. y recibida aquí por el actor Ángel Espinosa, Ferrusquilla, en presencia de nuestro reportero.

Como instrucciones especiales, el licenciado Landa ordenó a Ferrusquilla que, a petición de la madre de Pedro Infante, el cadáver fuera velado precisamente en el local del Sindicato de Actores, para lo cual fué ya preparado el Teatro Jorge Negrete, anexo a las oficinas del Sindicato.

Igualmente hizo indicaciones el licenciado Landa en el sentido de convencer a la señora María Luisa León de Infante para que dispusiese su actitud en el sentido de que el cadáver fuera velado en la casa de la hoy viuda, en virtud de que, por acuerdo sindical, todos los actores de fama que fallezcan deberán ser llevados al Sindicato, con objeto de facilitar la entrada pública en el último homenaje.

Para finalizar, el licenciado Landa hizo saber a Ferrusquilla que el cadáver no podrá ser expuesto al público en virtud de haber quedado totalmente desfigurado, y que solamente debido a la labor del doctor Benjamin Góngora, que preparó el cuerpo, éste pudo ser dispuesto para su transportación.

El sepelio será mañana miércoles a las 11 horas, en el Lote de Actores del Panteón Jardín.

Gracias a la amplísima cooperación que a los actores han prestado las autoridades locales, y a instrucciones precisas del Presidente de la República, el cadáver de Pedro Infante podrá salir hoy mismo a la hora que se indica.

Llegada de los restos de Pedro Infante. Foto: Archivo fotográfico El Universal

Llegada de los funcionarios de la A.N.D.A.

MÉRIDA, Yuc., 15 de abril de 1957.- Llegó a las 16:30 horas de hoy, a esta ciudad, el licenciado pudo formular más que unas frases. Manifestaba profunda pena.

Apenas descendió del aparato de la Compañía Mexicana de Aviación, se dedicó a la busca de los delegados que la Asociación Nacional de Actores tiene aquí. Con ellos, esta noche, preparó el traslado de los restos hacia la Ciudad de México.

Aunque no se ha logrado ninguna información oficial, se sabe que el miércoles los despojos carbonizados de Pedro serán sepultados en la Capital de la República.

Presencia del pueblo

Tumultos se formaban hasta tarde afuera de la casa en que los restos de Pedro Infante están siendo velados.

Miles de personas intentaban entrar.

Los despojos se encuentran en la casa de la familia (…) en la Avenida de los Itzaes.

Brigadas de la policía fueron enviadas al lugar, con el fin de evitar desórdenes colectivos.

Había, en la abigarrada multitud, centenares de mujeres que lloraban desconsoladas. Pero había también incontables hombres. Casi todos pertenecían a las clases media y pobre.

Se advirtió al pueblo que Infante estaba desfigurado y era imposible verlo. Sin embargo, este anuncio no menguó los deseos del público de acercarse por última vez al actor.

De la Avenida de los (…) saldrá a las seis o siete horas mañana el cortejo hacia el aeropuerto de la ciudad de donde partirán los restos hacia la capital de la República.