SE SOLTÓ EL DIABLO EN EL MUNICIPIO DE SANTO DOMINGO SLP

Se soltó el Diablo en el municipio de Santo Domingo

Se registra balacera nocturna cerca del kínder; los policías —como el resto de la población— mejor se encerró a piedra y lodo en la comandancia

Habitantes del municipio de Santo Domingo viven entre el miedo y la zozobra.
El miércoles se suscitó una balacera en plena cabecera municipal.


De acuerdo al testimonio de la ciudadanía alrededor de las 10:30 de la noche la balacera inició a la altura del kínder a la altura del auditorio y a tan sólo unos metros de la alcaldía y —peor aún— de la comandancia de policía.
Minutos después se supo que presuntos delincuentes había rafagueado un domicilio particular.


Además, se menciona que hay por lo menos tres personas desaparecidas de esta cabecera municipal.
Quienes se dieron cuenta de estos hechos mencionan que se dio aviso a la Policía Municipal pero nunca se aparecieron y mejor se encerraron a piedra y lodo en la comandancia.


Incluso se pidió el apoyo de otras instancias de gobierno, pero tampoco hubo respuesta por lo que al día de hoy la ciudadanía vive temerosa, intranquila y con miedo de salir a la calle.
De igual manera se ha pedido a la alcaldesa antorchista Celeste Mata que pida ayuda pero sencillamente no hace caso y no le importa la seguridad de los habitantes de Santo Domingo.
Los ciudadanos han tenido que modificar su estilo de vida, se meten a sus hogares lo más temprano posible por temor a quedar en el fuego cruzado de estas balaceras, ya después de las nueve de la noche no hay gente en las calles.


En las comunidades sucede lo mismo, la gente ya se resguarda temprano y si por alguna razón tiene que salir de urgencia por algún motivo lo hace con miedo.
El viajar por carretera ya casi a cualquier hora resulta riesgoso porque existe la posibilidad de ser asaltado, quien lo hace reza y se encomienda a todos los Santos para que no le vaya pasar nada.
La ciudadanía pide el apoyo del gobernador Ricardo Gallardo y del presidente de México Andrés Manuel López Obrador para que no los dejen solos y les envíen al Ejército y a la Guardia Civil ante la incompetencia de las autoridades locales que sencillamente no hacen absolutamente nada para brindar seguridad a los habitantes de este rincón del Altiplano Sur potosino.